• martes, 25 de junio de 2024
  • 16 °C
Castiga la maternidad el ingreso en las mujeres
Compartir en redes sociales

Castiga la maternidad el ingreso en las mujeres

FRANCO VALDEZ 

ZACATECAS, ZAC.- A propósito de este 10 de mayo, en el marco del día de las madres, México, ¿cómo vamos?, reconoce que las madres, “son un pilar fundamental para las familias mexicanas, pero debido al contexto del mercado laboral en nuestro país, enfrentan enormes desafíos para cumplir la doble tarea de ser madre y participar en el mercado laboral”.

La organización informa que existe disparidad de ingresos entre hombres y mujeres, lo que aún es una realidad en México.

Se detalla que el ingreso mensual promedio de los hombres fue de 9 mil 761.7 pesos y el de las mujeres de 6 mil 360.3 pesos; la brecha es de 34.8 %. Es decir,  por cada 100 pesos que percibieron los hombres, las mujeres ingresaron solo 65.2 pesos.

Asimismo, las brechas de ingreso entre hombres y mujeres son más grandes a medida que aumenta la edad, disminuye el nivel educativo y se incrementa el número de hijos e hijas.

En 2022, las mujeres sin hijos o hijas percibieron un ingreso mensual promedio de 6 mil 619.7 pesos, en comparación con los hombres en la misma situación (8 mil 365.4 pesos al mes). Aunque la diferencia es notable, se trata del grupo con la menor disparidad de ingresos entre hombres y mujeres: la brecha es de 20.9 %, menor a la brecha general de 34.8 por ciento.

En contraste, entre hombres y mujeres que tienen cuatro o más hijas o hijos, la brecha de ingresos es más del doble que para personas sin hijos: 56.6 por ciento.

Con los datos de la ENOE al cierre de 2023, la demanda por centros de cuidado se estima en 2.3 millones de mujeres. Estas mujeres se encuentran dentro de la población no disponible, indicando que les gustaría trabajar pero su contexto se los impide. Al inicio de esta administración, si bien las estancias infantiles representaban una oferta de cuidados insuficiente, en vez de ampliarse se cerró y con ello la posibilidad de 2.3 millones de mujeres de salir a trabajar.

De acuerdo con el Inegi, al comparar mujeres y hombres en los mismos grupos etarios, (grupos de 15 a 29 y 30 a 49 años), se encuentra que, para los años 2016-2022, el ingreso promedio de las mujeres se redujo con la cantidad de hijas o hijos. Sin embargo, en los hombres no se observa este patrón.

Esta disparidad en el ingreso que representa la maternidad para las mujeres, en contraste con la paternidad para los hombres, está relacionada con las diferencias en la distribución del tiempo que destinan a labores remuneradas y no remuneradas. 

En 2022, los hombres destinaban 45.5 horas a la semana al trabajo remunerado, mientras que las mujeres destinaban 36.7 horas. 

Por otro lado, en el trabajo no remunerado (cuidado de personas y quehaceres del hogar), las mujeres destinan 47.8 horas (equivalente a una jornada laboral completa), mientras que los hombres solo destinan 24 horas (equivalente a media jornada laboral). Estas disparidades en el uso del tiempo en labores remuneradas y no remuneradas persisten a lo largo del tiempo.

Panorama en Zacatecas
De acuerdo con el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), al tercer trimestre la tasa de participación económica de las mujeres era de 41.6 por ciento, mientras que a nivel nacional es de 46.4 por ciento.

En la entrada de mujeres al mercado laboral, Zacatecas alcanza la posición 31, debido a los siguientes indicadores, sólo el 40.8% de las mujeres están preparadas, este indicador contempla las mujeres mayores de 18 años al menos con educación preparatoria. El 14.3 % ha presentado embarazo adolescente; mientras que el 66.5% sufre desigualdad en trabajo no remunerado. 

El 45.2 % sufre inseguridad en el transporte público. El 11.3 % de homicidios dolosos se cometen contra mujeres y el 21.8 % quieren trabajar, pero no pueden.

Además, cuatro de cada 10 sufre de pobreza laboral, el 38.4 % tiene carencia de ingresos propios y sólo el 14 % tiene vivienda propia.

Por todo ello, el IMCO posiciona a Zacatecas en el lugar 23 por las condiciones laborales que ofrece a las mujeres.