• viernes, 07 de octubre de 2022
  • 16 °C
Ellas NO me representan
Compartir en redes sociales

Ellas NO me representan

Cada vez es más notoria la fuerza del movimiento feminista en México y ahora gracias a las redes sociales, podemos conocer las opiniones de muchas más personas sobre sucesos actuales, como las de mujeres que se pronuncian en contra de las feministas, las manifestaciones, las pintas o cualquier forma de expresión del movimiento feminista, con una frase que ya está muy posicionada: “Ellas NO me representan”.

Esto demuestra que el sistema machista no está compuesto sólo por hombres, sino que son personas de todos los géneros las que lo alimentan y fortalecen, incluso en mi opinión, las mujeres machistas, son las que con su aporte validan y dan más argumentos para continuar prevaleciendo este sistema, y si bien, no son las mayores responsables, sí continúan con un juego cíclico de reproducción de valores machistas, como bien lo decía Simone de Beauvior: “El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos”.

Pero que no se mal entienda, no es responsabilidad exclusiva de las mujeres reproducir el machismo, pero aquellas que lo hacen, se encuentran aún dentro de un entorno que no les permite ver el panorama completo, conocer la historia, o bien, poder desafiar y cuestionar su entorno para que sean reconocidas en plenitud como personas, aunque suene muy simple, esto puede llegar a ser peligroso.

Ahora, las mujeres que son aliadas del patriarcado dicen no sentirse representadas por el feminismo, pero, ¿cuáles serán sus motivaciones?, si es el movimiento les ha dado los derechos más básicos, como la seguridad, acceso a la salud, poderse divorciar, tener custodia sobre sus hijos o ir a la universidad, entonces, ¿por qué darle la espalda?

No es sencillo cuestionarlo todo sobre lo que se nos educó, con una perspectiva diferente, porque fuimos criadas para ser serviciales y sumisas; en cambio si una mujer muestra su desprecio por aquellas que alzan la voz en contra del sistema, recibirá halagos y se le hará sentir bien recibida, aunque sea de forma momentánea, pues muy probablemente en algún otro momento de su vida, necesitará de accionar alguno de los mecanismos legales, institucionales o solicitar del  apoyo de otras mujeres (que son logros del movimiento feminista) para poder salvaguardar su propia seguridad, porque sí, es casi un hecho que todas las mujeres sufriremos en algún punto de nuestra vida de algún tipo o modalidad de violencia de género.

 La realidad es que las feministas y aquellas que se atreven a levantar la voz, no lo hacen exclusivamente por las personas que son afines a sus ideas, lo hacen por un objetivo colectivo y en pro de la igualdad, pues quien realmente conoce del movimiento feminista, sabe que la sororidad no antepone requisitos y no exige de afinidad. Este es y será un movimiento para todes, sin la necesidad de que se sientan o no representadas, se luchará siempre por su dignidad, la expresión libre de las ideas y una vida en plenitud para las mujeres.