• martes, 23 de julio de 2024
  • 16 °C
Ernesto Alonso vuelve a El maleficio
Compartir en redes sociales

Ernesto Alonso vuelve a El maleficio

  • La Inteligencia Artificial hace posible el retorno a las pantallas de El señor telenovela

 

EL UNIVERSAL

CIUDAD DE MÉXICO.– El fallecido Ernesto Alonso, quien produjo y protagonizó en 1983 la primera versión de la telenovela El maleficio, estará presente en diferentes capítulos del remake que ahora encabeza el realizador José Alberto Castro, y que esta semana se encuentra de estreno por el canal Las Estrellas.

 

Gracias al uso de la Inteligencia Artificial aparecerá El señor telenovela en este melodrama ahora protagonizado por Fernando Colunga y Marlene Favela, que entró en el horario estelar de la televisora en Televisa.

 

“Podemos tener una visita muy importante en la telenovela, ha sido un orgullo que nos acompañe el señor Alonso, quien tendrá algunas participaciones especiales dentro de la trama”, expresó José Alberto Castro.

 

El productor comentó que desde hace cuatro años se ha trabajado en el libreto de esta teleserie, cuyas grabaciones han sido de jornadas arduas, porque se salen de la temática normal de lo que generalmente se hace en este producto televisivo.

 

Además de la Ciudad de México, hay locaciones en el extranjero: en Nueva York, Washington, Roma, Tel Aviv y Toledo, con el fin de darle un contexto de actualidad, que previamente se hizo hace 40 años.

 

“Encontrar este clásico nuevamente y poderlo tomar en mis manos para trabajarlo, preparar y modernizarlo, llevó un gran esfuerzo; fuimos alargando el tiempo y creo que valió la pena porque nos permitió hacer un gran trabajo de guión, investigación y adaptar la historia a esta época y buscar elementos que creemos son necesarios para que la puedan entender y disfrutar en sus hogares”.

 

Para ciertos efectos especiales están utilizando aspectos digitales a través de computadoras y equipo de posproducción, también efectos en maquillaje, caracterización, fotografía y físicos, informó.

 

“La idea es mantener una telenovela como tal, no tener un catálogo o desfile de efectos, sino mantener la narrativa de una historia de amor, enriquecerlo con ciertos detalles y elementos visuales que nos ayuden a darle credibilidad a lo que estamos generando”, comentó.

 

Para el también productor de Tierra de esperanza y Cabo hacer atractiva una historia que se desarrolló en 1983 es todo un reto, que tiene que ver en la forma en que se narra, cómo hacerla más ágil en cuanto a los eventos que se van pasando, respecto a la cronología de las cosas y buscando elementos que le den actualidad, con los que se pueda reflejar la audiencia en este momento.

 

“Ha sido mucho trabajo del guion, hay sectas, hablar de la importancia de los gobiernos o del manejo del poder entre países vecinos, la importancia de un mercado el día de hoy, cómo puede afectar la vida de una familia, y las cosas que en este momento son significativas”, señaló Castro.