• jueves, 29 de septiembre de 2022
  • 16 °C
Expulsa Etiopía a funcionarios de la ONU
Compartir en redes sociales

Expulsa Etiopía a funcionarios de la ONU

  • El gobierno etíope ha acusado a los trabajadores humanitarios de apoyar a las fuerzas de Tigray que han estado luchando contra sus soldados y fuerzas aliadas

AP

Fotografía: Cortesía

NAIROBI.- Etiopía anunció este jueves que expulsará a siete funcionarios de la ONU a los que acusa de «interferir en los asuntos internos del país», al tiempo que usó las presiones sobre el gobierno por su bloqueo de la región del Tigray.

Una declaración del ministerio de Relaciones Exteriores dictó que los funcionarios deben dejar Etiopía en 72 horas, sin más detalles sobre la supuesta interferencia.

Los funcionarios son cinco representantes de la agencia humanitaria de la ONU, uno de la oficina de derechos humanos de las Naciones Unidas y el representante de la UNICEF en el país.

Un portavoz de la agencia humanitaria de la ONU no hizo comentarios de momento. La vocera del primer ministro etíope Abiy Ahmed, Billene Seyoum, tampoco respondió de inmediato a un pedido de comentarios.

El jefe de ayuda humanitaria de las Naciones Unidas, Martin Griffiths, dijo esta semana a The Associated Press que la crisis no Etiopía es “una mancha en nuestra consciencia”, con niños y otras personas muriendo de hambre en la región de Tigray, bajo lo que la ONU llama un bloqueo de facto del gobierno a los suministros de alimentos, medicamentos y combustible.

Fue una de las críticas más fuertes a la peor crisis de hambruna en el mundo en una década luego de casi un año de guerra en el país.

Griffiths dijo que los recuerdos de la hambruna de la década de 1980 en Etiopía, que mató a un millón de personas y que imágenes estremecieron al mundo, siguen vívidos en su mente. “Esperamos fervientemente que no esté sucediendo en el presente”, agregó.

Entre los funcionarios de la ONU declarados personas non gratas por el gobierno de Etiopía están el vicecoordinador de ayuda humanitaria en el país, Grant Leaity, y la representante de la UNICEF Adele Khodr.

El gobierno etíope ha acusado a los trabajadores humanitarios de apoyar a las fuerzas de Tigray que han estado luchando contra sus soldados y fuerzas aliadas desde noviembre, algo que los trabajadores negaron. Miles de personas han muerto en el conflicto.