• viernes, 30 de septiembre de 2022
  • 16 °C
La Alerta AMBER, un ejercicio de solidaridad social
Compartir en redes sociales

La Alerta AMBER, un ejercicio de solidaridad social

Leticia Catalina Soto Acosta

 

El Programa Alerta AMBER, surgió en Texas, Estados Unidos de América en 1996, por iniciativa del papá de Amber Hagerman ante la desaparición de su hija, con el apoyo de la comunidad y los medios de comunicación, con el objetivo de dar a conocer la desaparición de una niña o un niño.

El 2 de mayo de 2012, en México se implementa y pone en funcionamiento el Programa Nacional Alerta AMBER México; su función es coadyuvar en la búsqueda y pronta localización de niñas, niños y adolescentes que se encuentren en riesgo inminente de sufrir daño a su integridad personal ya sea por ausencia, desaparición, extravío, privación ilegal de la libertad o cualquier otra circunstancia que presuma la comisión de un delito.

La Alerta AMBER México, es un mecanismo que suma miles de ojos y oídos de toda la comunidad, para ver, escuchar y apoyar en la búsqueda de una niña, un niño o un adolescente en las primeras horas de su desaparición.

Por su gran cobertura social se ha convertido en una herramienta eficaz de difusión que permite la búsqueda, localización y recuperación de niñas, niños y adolescentes ausentes. La Alerta se organiza con un Comité Nacional, presidido por el titular de la Fiscalía General de la República (FGR) y auxiliado por la titular de la Fiscalía Especializada en Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA).

La Alerta AMBER permite la colaboración de las autoridades municipales, estatales y federales, así como de la sociedad civil, el sector empresarial los medios de comunicación, para la difusión de la información sobre la persona desaparecida, de manera inmediata, con un gran alcance a nivel nacional.

Cada año, participan más países en la Alerta AMBER, actualmente la operan Estados Unidos de América, Canadá, Inglaterra, Irlanda, Francia, Alemania, Holanda, Malasia y Grecia.

Cada vez se implementan mecanismos más ágiles y eficientes que coadyuvan a la pronta recuperación de niñas, niños y adolescentes con estricto apego al interés superior de la niñez y salvaguarda de sus derechos humanos.

México fue el décimo país a nivel mundial, y el primero en América Latina en adoptar el Programa Alerta AMBER. El éxito de la Alerta es que todas las personas que vemos un aviso de la Alerta, abramos los ojos, veamos con cuidado el rostro y los datos de la persona buscada y, que nos convirtamos en ojos y oídos de la Alerta. No debemos ignorar estos avisos en nuestra participación puede estar la seguridad de la niña o niño buscados. Es tan sencillo: observar, identificar y llamar. No dudemos en hacerlo, todas y todos somos agentes de la Alerta AMBER, su éxito está en nuestra participación. Abramos nuestros ojos y nuestro corazón a la Alerta AMBER y hagamos de nuestra comunidad un lugar más seguro para las niñas, los niños y los adolescentes.