• martes, 25 de junio de 2024
  • 16 °C
Luna Nueva:Prioridades
Compartir en redes sociales

Luna Nueva:Prioridades

Lucía Dinorah Bañuelos

Me queda claro que cada gobierno —federal, estatal o municipal— tiene su propio estilo, ritmo y personajes, se me hace muy lógico y obvio, si no hubiese cambios ¡qué triste, gris y apagada sería esta vida!

 

En Zacatecas hay muchas asignaturas qué atender, todas son prioridades —según el prolífico y florido lenguaje de los políticos—, que de acuerdo con quien se dirijan, la obra, gestión o acción que le importa al interlocutor es a la que se le pondrá especial atención.

 

Desde hace semanas, muchos de quienes pasamos por el boulevard Adolfo López Mateos hemos notado la presencia de ingenieros y sus ayudantes haciendo mediciones y cálculos donde, dentro de poco se erigirá lo que será el segundo piso; para otros, los trabajadores pasan inadvertidos o quizá no están enterados de lo que se hará (porque aunque no lo crea, hay mucha gente, más de la que imaginamos, que no lee noticias ni las ve u oye en medios electrónicos y tiene una vida “apasible” sólo con las preocupaciones domésticas o inmediatas, ajenas al trabajo gubernamental o político).

 

El segundo piso está proyectado en 3 mil 652 millones de pesos, y según se difundió en sendos boletines de prensa, los trabajos iniciarían —o iniciaron— el 28 de enero de 2024 y terminarán el 13 de abril de 2026. No tomé nota de sí efectivamente el pasado 28 de enero iniciaron los trabajos con las mediciones, seguramente sí; de ser así, ¡ya tienen casi de cuatro meses midiendo! Que alguien me diga -porque no soy ingeniera- si se ha tomado todo este tiempo para medir debido a la envergadura de la obra o, como decimos coloquialmente “ya se colgaron”.

 

A mi juicio, como ciudadana común y corriente, es muchísimo tiempo de construcción poco más de dos años en una de las arterias de tránsito vehicular más importantes de la capital, porque atraviesa la ciudad,  que aunque no es la única para trasladarse desde Guadalupe hasta salir la ciudad, sí es la más transitada.

 

 Si sólo para medir se han necesitado casi cuatro meses, no quiero imaginar si realmente se apegarán a los dos años y pico para acabar de medir, acarrear materiales, hacer preparaciones, colados, pintar, colocar señalamientos, etc… o también “se colgarán” y no serán dos y pico sino casi tres años de construcción o más, con las consabidas molestias y contratiempos para la ciudadanía en general, pues no sólo quienes tienen la fortuna de tener un vehículo para sus traslados serán afectados, también quienes se mueven en transporte público deberán “apechugar” los inconvenientes que causa la construcción así como los comerciantes y empresas que están a lo largo del bulevar. 

 

De acuerdo con el proyecto difundido por el gobierno, el segundo piso iniciará a la altura de la popularmente conocida como Escuela de Minas y termina en el distribuidor vial que une a Quebradilla, Las Palmas, La Minera y Lázaro Cárdenas, poco antes de Palacio Municipal, con una longitud estimada en 3.3 kilómetros aproximadamente.

 

No puedo negar que la congestión vehicular a las horas pico desde Minas hasta Quebradilla o viceversa, provoca enojos y, lamentablemente, algunos accidentes automovilísticos provocados generalmente por personas que van de prisa y sin precaución porque se les hizo tarde por la causa que sea… realmente es un tramo corto el que transitamos lentamente, que se convierte en suplicio cuando la vialidad es “tomada” por inconformes con el gobierno y pagamos todos, pero hay alternativas para circular como el libramiento de Tránsito Pesado y la nueva vialidad que desemboca en el centro comercial Galerías, y siempre está la alternativa —creo que es la principal— de prever tiempos de traslado y levantarse más temprano.

 

Estoy totalmente de acuerdo en que las necesidades del Zacatecas de ayer no son las mismas que las de hoy y que tenemos que adecuarnos a los nuevos tiempos, pero para la construcción del segundo estorban los pocos árboles que hay en ese punto de la ciudad ¿qué se hará con ellos?, ¿cómo se hará ágil el tránsito de quienes deben circular por ese tramo?

¿De verdad es tan prioritario el segundo piso como para invertir más de 3 mil millones de pesos en su construcción cuando estamos en franca crisis hídrica? 

 

Es decir, el agua para consumo humano es cada vez más escasa, ya falta en un estado prominentemente agrícola que ha sido azotado por una sequía severa, los políticos le llaman atípica, desde hace cinco años, con ese dinero se pudiera rehabilitar, mejorar y modernizar la red de agua potable, dar mantenimiento a los pozos o echar andar un programa emergente para garantizar el abasto de agua y no sólo esperar buen temporal o que se haga la presa Milpillas.

 

Además… nuestras carreteras están seriamente deterioradas, sobre todo las que salen de las carreteras principales para conectar con comunidades y no se diga los caminos sacacosechas; hay muchas escuelas con serias deficiencias o carencias o ambas, igual que muchos pequeños hospitales o clínicas en todo el estado que operan sin personal ni instrumental ni insumos, ni siquiera los básicos; tampoco se invierte en la reconstrucción del primer cuadro de la ciudad, porque nos guste o no, la belleza del nuestro Centro Histórico por muchos años atrajo a turistas de todo el mundo, ahora el centro se desmorona, restándole esplendor a la ciudad que junto con la inseguridad alejan a los visitantes… y así puedo seguir expresando tal vez ocurrencias mías.

 

Si mal no recuerdo ya una vez se echó abajo el segundo piso, gobernaba Amalia García entonces, entre otras cosas no se hizo porque la gobernante atendió la observación de la UNESCO y del INAH para preservar la belleza de Zacatecas, que lo hizo merecedor del título de Patrimonio Cultural de la Humanidad ¿hizo mal en priorizar la identidad de Zacatecas y al dejar de hacer el segundo piso atender otras prioridades?