• martes, 21 de mayo de 2024
  • 16 °C
Pero diiiiicen…
Compartir en redes sociales

Pero diiiiicen…

¡Frescas y nubladas mañanas tengan! ¿Cómo les fue de fiestas patrias?  Yo de regreso de que tuve mi día festivo, ya saben, una que es bien consentida y, además, pues hay que celebrar con mucho orgullo el ser mexicanos.

 

Aquí mientras estoy disfrutando de un incomparable atole de elote, de ese que sólo en Gorditas Las Adelitas venden, ahí en Avenida Barones 171, en Guadalupe, ¿ya saben dónde? ¡Recomendadísimo!

 

Les quiero platicar que me partí como en muchas, ya quisieran estar como yo así de multiplicada siempre, sus ganotas; pero bueno, hice esto para recorrer municipios, informes, tomas de protestas y hasta gritos, ay Dios, hasta me insolé de tanto.

 

Pero el grito que más destaca es, sin duda, el de Don Presidente AMLO, ese que da en su casa austera de Palacio Nacional. Sigue inventando frases con desatino y ocurrencia, tanto que nomás veíamos a Doña Bety con unas miradas de “ay no, ay no, ya viene, ya viene, que acabe, que acabe”. Eso sí, ya después del bochorno patrio, ambos sonrieron con esas miradas que perdidas en el horizonte llegaban a todo pejelandia.

 

Por cierto, no conforme con tanta crisis que tenemos en salud, seguridad, economía y más, de postre nos recetó un llamado al Gobierno de EUA para que levante el bloqueo contra Cuba, de plano qué necesidad de meterse en esas relaciones internacionales, ahí’ta que rápido nos respondieron con un “atiendan sus problemas”.  México aparece de nueva cuenta en la lista de países que mayormente permite el trasiego de drogas a los Estados Unidos, ¡¿cómo ahí qué?!

 

Y hablando de llamados, el que no escatimó en ellos fue el gobernador David Monreal en las tomas de protesta de los nuevos ayuntamientos. Diiiiicen que centró su mensaje en la crisis de seguridad que tiene el estado y los municipios, la adversidad financiera -que es muy delicada- y cerró con un llamado a estar unidos, además confirmó que no los dejará solos.

 

Lo que entre silla y silla murmuraba el pueblo sabio era: ¿Y por qué no le da su saludo al Presidente? Si la Guardia Nacional mucho le ha quedado a deber a Zacatecas; estamos en el peor momento de inseguridad, un día sí y otro también hay homicidios dolosos vinculados a la delincuencia, y pues estamos prácticamente solos en eso, el apoyo federal es nulo; en los dineros, pues basta con ver la propuesta económica, decía doña Cata: Nos fue re mal, ¿qué no con el cambio de gobierno nos mandarían señales de que sí nos quieren? ¿qué no somos ya de los mismos? Sea por Dios.

 

Algo bien raro que dijimos en la cena de Palacio de Gobierno, porque sí hubo cena neoliberal eeeh. Aunque me tocó mesa arriba, re bien que me atendieron, fue de esas noches mexicanas con música, antojitos desde tacos dorados hasta pozole, mezcalito y tequila, buñuelos y más, eso sí, todo postre con pura azúcar morena, ¡se acabaron las stevias fifís!

 

Ya en la mesa, lo que me decía Paquito era: Oye chula, ¿cómo que estuvo muy raro esto no?, siguen sin ayudarle al gobernador, primero lo llevaron a pura toma de protesta de sus cuates, con los que hizo campaña pues, y los azules, amarillos, colorados y pintos dónde quedaron, ¿que no debieron aprovechar para mandar mensaje de unidad, diálogo, apertura, respeto e inclusión? Y ya ven como soy y que como va le digo: Ay querido, si no dejaron al alcalde de la ciudad, Jorge Miranda, acompañar al grito al Gober como siempre se hace, lo cambiaron de balcón, ¡¿pa’ qué son así oigan?! pos’ qué podrán esperar esos alcaldes que lo único que tuvieron fue un escueto saludo de buenos deseos, porque ni de secretarios ajustaron para mandar a los eventos, eso sí, no faltaron los saludos de la jefa del bienestar, instrucción es instrucción.

 

Total, que se puso buena la plática por horas y horas, que ya les contaré más detallitos. Por lo pronto ya en muchos municipios los alcaldes y sus cabildos se pusieron las pilas y entendieron que a la gente le urge tener servicios y responsables de la atención, sesionaron de inmediato y designaron ya sus titulares, bien por ellos, ellas y elles, tanto buscarla y no tener ni quien los acompañe ya sería el colmo; ya platicaremos de cómo andan, por lo pronto, suerte, que los que llegan den todo y los que no les tocó esperemos no salgan ya mañana de naranja, naranja, y cante y cante el ¡na, na, na, na!, porque bien triste, andan levantando de todo, buenos, malos y piores, ¡cuánta necesidad!

 

Bueno, pues ahora sí, hasta aquí le dejamos por hoy al chismito y ya saben, acuérdensen que, en esta columna todo lo que salga igual ni es cierto, pero eso sí, ¡diiiiicen, diiiiicen!