• viernes, 07 de octubre de 2022
  • 16 °C
Proyecto de decreto por el que se reforma y adiciona el artículo 4 de la Constitución Politica de los Estados Unidos Mexicanos, a cargo del diputado Miguel Ángel Varela Pinedo
Compartir en redes sociales

Proyecto de decreto por el que se reforma y adiciona el artículo 4 de la Constitución Politica de los Estados Unidos Mexicanos, a cargo del diputado Miguel Ángel Varela Pinedo

  • Así fue el posicionamiento del diputado Miguel Varela con respecto al 3×1 y las acciones que se han llevado acabo.

CIUDAD DE MÉXICO.– Con su venia señor (a) presidente (a), compañeras diputadas y diputados:

Cada año miles de mexicanos deciden abandonar nuestro país con la esperanza de conseguir empleo, mejorar sus ingresos y su calidad de vida, siendo su principal destino los Estados Unidos de América.

Sin embargo y a pesar de lograr el llamado “sueño americano”, añoran regresar a sus hogares y ayudar desde donde están a sus familias, prueba de ello son las remesas, que mes con mes envían sus familiares para contribuir al gasto del hogar y construir un patrimonio. Estas remesas se han catalogado en dos tipos, las remesas familiares y las comunitarias, estas últimas, con la finalidad de contribuir al desarrollo de sus comunidades de procedencia.

Para nuestro país, las remesas son de suma importancia pues actualmente representan el 3.8% del Producto Interno Bruto. Tan solo  el año pasado y  pese a la pandemia de COVID19 en el mundo, las remesas que nuestros connacionales enviaron a México crecieron 11.4 por ciento, lo que refleja, los fuertes lazos y el compromiso de nuestros migrantes con sus familias que se encontraron en una situación complicada por la crisis sanitaria, este año no será la excepción, puesto que el Banco de México reporto que en los primeros siete meses de 2021, las remesas mostraron un aumento de 23. 5%, respecto al mismo periodo anterior.

Por lo que las remesas se han convertido en una fuente significativa de ingresos no solo para una gran cantidad de familias, sino para nuestro país, tan es así que el Presidente de la Republica presumió en su último informe de gobierno, como un logro, el aumento del flujo de remesas, a pesar de que el motivo del crecimiento fue la recuperación económica de Estados Unidos de América.

La realidad es que nuestros migrantes a pesar de estar lejos de su país y familias, nunca se olvidan de sus comunidades y buscan siempre formas de participar en la mejora de sus lugares de origen, un ejemplo de lo anterior lo son denominados “clubes de migrantes”, los cuales surgen en Estados Unidos, con la finalidad de promover la cultura, tradiciones y realizar acciones que promuevan el desarrollo de sus pueblos natales.

Es así que, como una respuesta a los esfuerzos de los migrantes mexicanos el gobierno federal implementa el “Programa 3×1 para Migrantes”, en el año 2002, comprendiendo a 27 entidades federativas y más de mil asociaciones de migrantes organizados en “clubes”. El objetivo del programa era que cada nivel de gobierno (municipal, estatal y federal) invirtiera la misma cantidad que los migrantes, sumando tres pesos de la administración pública, por cada peso de la comunidad migrante, para la realización de proyectos de desarrollo en sus comunidades de origen, como obras de infraestructura social, educativa, deportiva, salud o que generan oportunidades de empleo.

Este programa que estuvo vigente durante 17 años y beneficio a cientos de comunidades en nuestro país, acompañando los esfuerzos de los gobiernos municipales y estatales en el financiamiento de obra pública para los municipios, que sin duda son unos de los más marginados del país, puesto que son justamente las comunidades más expulsoras de migrantes.

Sin embargo, el actual gobierno federal decidió eliminar el “Programa 3×1 para Migrantes” para el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, bajo el argumento de que se tenían denuncias de corrupción en su implementación, lo cual hasta la fecha no ha sido comprobado.

Los beneficios del “Programa 3×1 Para Migrantes” se vieron reflejados en el esfuerzo tripartita de los tres órdenes de gobierno al realizar diversas obras de infraestructura publica con la participación de los clubes migrantes, representando para muchas regiones del país una oportunidad de desarrollo, si bien, es verdad que  necesitaba mejoras, como todo programa era perfectible y podría haberse adaptado, en lugar de desaparecerlo de tajo, dejando sin otra alternativa a cientos de municipios del país.

Esta decisión provoco un vacío, que ha tenido como resultado que esos municipios y comunidades dejaran de recibir el apoyo de clubes migrantes, los cuales tienen la firme voluntad de seguir apoyando e invirtiendo en su tierra natal, no solo porque allí radica su familia, sino porque tienen la esperanza de regresar algún día y desean encontrar progreso a su retorno.

Es por ello, que en nombre de estos clubs de migrantes, propongo  a esta soberanía incorporar en nuestra constitución, junto con los demás programas sociales considerados como prioritarios por este gobierno, la obligación del estado mexicano de fomentar la participación de la comunidad migrante en la generación de desarrollo y bienestar en sus comunidades de origen, como reconocimiento al gran esfuerzo y sacrificio que realizan nuestros connacionales al enviarnos parte del fruto de su trabajo como remesas familiares y comunitarias y con ello regresar el Programa 3 x 1 Para Migrantes que tanto ha contribuido al desarrollo de las comunidades expulsoras de migrantes, y no esté a expensas de que se incluya en el presupuesto, sino que sea una obligación implementarlo, se lo debemos a nuestros migrantes, a nuestra gente trabajadora que a pesar de estar lejos, no deja de llevar a México en su corazón.

Es cuanto.