• martes, 16 de abril de 2024
  • 16 °C
¿Qué quieren las mujeres?
Compartir en redes sociales

¿Qué quieren las mujeres?

SELENE RAMÍREZ BRIONES

 

La cultura nos ha enseñado como debe ser una mujer ideal, bonita, pero no tanto para llamar la atención de muchos hombres; inteligente, pero no tanto como para confrontar ideologías ya establecidas; valiente y fuerte, pero no tanto como para ser una amenaza para los hombres o parecer agresiva. 

 

Tenemos muy claro que ser una mujer ideal es casi como intentar ser un ente mítico con super poderes y un equilibro mental casi imposible, tenemos los estándares de conducta y de cómo debemos vernos muy claros y como llegar a la plenitud de nuestras vidas implica ser madres y ser las “reinas” de un hogar. 

 

Es tan claro lo que se espera de nosotras y las expectativas son tan altas, que enfocamos gran parte de nuestra energía en tratar de cumplir con los estándares y nos olvidamos de lo más importante; ¿qué es lo que en realidad queremos?

 

Cuestionarnos si en realidad queremos formar una familia, elegir una profesión que se pueda compaginar con eso y hasta elegir el look de temporada es tan difícil de separar de lo que realmente queremos hacer, porque no nos educaron para preguntarnos qué es lo queremos y nos gusta, que es lo que de acuerdo a nuestras habilidades y gustos queremos ser. Lo realmente importante es redescubrirnos y aprender a conocernos, las mujeres necesitamos reforzar nuestro trabajo de introspección para separar el ruido en nuestras mentes de lo que la sociedad espera de nosotras y comenzar a escuchar nuestra voz interior, que nos lleve a realizarnos como personas y no seguir simplemente la inercia de lo que debe ser. 

 

Cada vez son más las jóvenes que se cuestionan si tienen vocación de ser madres, situación que era difícil de poner en duda hasta hace poco tiempo, mujeres que deciden ser libres y vivir solas sin pareja, que aún es una situación que para muchos se interpreta como un fracaso o una debilidad para confrontar la vida; la realidad es que el mundo sí está cambiando y cada vez hay más entendimiento para las mujeres que no cumplen con un estereotipo.

 

Mujeres, cuestiónense entonces, si sus vidas las llenan a plenitud y de no ser así, escarben y averigüen cuál fue la voz que tuvieron que callar por complacer y denle el valor para poder realizarse y a las infancias, ayudémoslas con la capacidad de primero descubrirse quienes son y qué quieren para ser felices.