• viernes, 14 de junio de 2024
  • 16 °C
Se reúnen más de 200 expositores en la Expo Tattoo 2024
Compartir en redes sociales

Se reúnen más de 200 expositores en la Expo Tattoo 2024

LNZ

 

GUADALUPE, ZAC.- Este fin de semana se realizó la Expo Tattoo 2024 en las instalaciones del Centro Platero Artesanal, ubicado en Guadalupe.

 

Con la presencia de más de 200 expositores, en esta décima edición, se ofreció una serie de actividades que promueven la diversidad cultural y artística, además del talento de decenas de artistas de la tinta y el diseño gráfico, que fueron disfrutadas por familias enteras. 

 

Tatuadores y distribuidores de productos provenientes de Chile, Costa Rica, Venezuela, Estado de México, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro y, por supuesto, Zacatecas, se dieron cita para mostrar y plasmar en la piel una gran variedad de diseños a gente de esta entidad y de diversas partes del país.

 

Sentado pacientemente, Alejandro Nava extendía su brazo derecho para que le tatuaran el retrato de su hija, quien, lamentablemente, falleció hace unos días. Y lo mejor es que el artista era su hijo Esaú, dedicado a este arte desde hace siete años. 

 

Alejandro narró que es la primera vez que acude a una Expo Tattoo, y ahora lo hizo con la intención de apoyar a su hijo, quien ya le había hecho un atrapasueños hace algunos años. 

 

Esaú dijo que siempre tuvo gusto por el grafiti y se adentró a este mundo al ver revistas de tatuajes. 

 

Actualmente, realiza rostros, letras y algunos trabajos comerciales, según lo que le pida la gente, a la que conminó a perder el miedo a tatuarse, porque “el dolor es un rato, pero el tatuaje dura toda la vida”.

 

Rodrigo de la Rosa, de Zacatecas, comentó que el tatuaje representa un simbolismo estético, con él le da otra personalidad a su cuerpo, refleja lo que ha pasado, lo que ha vivido y lo que le gusta. 

 

Desde hace 10 años, se ha tatuado diseños que van desde el neotradicional, tradicional americano, neojaponés, neotribal, letras y ahora se pintó uno chicano, que es uno de los más grandes de la expo. 

 

Comentó que este tipo de eventos reúne a mucha gente y se convierten en una comunión, además de que se conoce toda la cultura que hay en el estado y los diferentes pensamientos de la gente de distintos lugares. 

 

Visiblemente cubierta de tatuajes, Michel, una nutrióloga de profesión y chef originaria de Zacatecas, se pintaba un diseño de gran formato en su pierna izquierda, y la aguja remarcaba el rostro de una mujer con una máscara y un cráneo, que rodea los dibujos que representan la meditación y la espiritualidad, como mandalas y símbolos de occidente. 

 

Michel se rehusaba a tatuarse porque la sociedad la iba a juzgar y pensaba que batallaría para encontrar un trabajo; sin embargo, rompió los estereotipos y cada día muestra que un tatuaje es una forma de expresión y que los prejuicios se deben dejar de lado, porque ella demuestra que es buena ejerciendo su carrera, que tiene un buen trabajo y que un tatuaje no la define como persona. 

 

Recalcó que hay profesionistas con tatuajes, como médicos, personal en bancos y docentes, y ello se debe a que ha habido más apertura entre la sociedad para tener aceptación por los cuerpos marcados por la tinta, y ello también se refleja porque a estos eventos se acercan muchos niños y las familias empiezan a ver que el arte del tatuaje es algo normal. 

 

“No somos gente mala por tener tatuajes. Los invito a todos a acercarse, a conocer este tipo de eventos, porque hay muchos temas y diseños de gente muy profesional y muy talentosa”, expresó.

 

Por su parte, Benny, originario de Tacoaleche, la comunidad más grande del Pueblo Mágico de Guadalupe, Zacatecas, compartió que se dedica a pintar cuerpos con tinta desde hace ya 17 años y profesionalmente desde hace siete. 

 

Arquitecto de profesión, él empezó con máquinas hechizas y ha sabido combinar su trabajo con el arte del tatuaje, motivado por el diseño, que indefectiblemente lleva a explorar otros campos.

 

Escudado por una máscara de un diablo, narró que esta es una pieza que talló en cedro, ya que, al ser hijo de un carpintero, le gusta la ebanistería, pero también hace diseños digitales, logotipos a mano, retratos a lápiz, al óleo o acuarela, así como pirografía, para luego tatuarlos. 

 

Invitó a la gente a animarse a tatuarse, ya que nunca es tarde para hacerlo; por ejemplo, él tatuó a su mamá a los 50 años de edad, le hizo un atrapasueños y ella es feliz; por ello, conminó a la gente a acercarse a este tipo de eventos, que reúne a grandes personalidades de todo el país y del extranjero.

 

Proveniente de Venezuela y radicado en León, Guanajuato, Javier Carrillo se dedica al estilo geométrico, que hace con una técnica de puntillismo, con la que, desde cero y a mano, elabora piezas simétricas, como mandalas, para luego tatuarlas. 

 

Desde hace 12 años viaja por todo el mundo al lado de su novia mexicana, a quien conoció en Venezuela; desde entonces, ha acudido cuatro veces a esta Expo Tattoo y cinco ocasiones a Zacatecas, de donde ama su deliciosa comida, así como su arquitectura y bellos paisajes. 

 

“Los invito a que vengan a la Expo, Zacatecas es brutal para turistear, es una ciudad muy tranquila, no me ha pasado nada en las cinco veces que he venido, es una ciudad muy segura”, comentó, y también conminó a la gente a tatuarse, a que se motive, que busque un diseño y encuentre una conexión con el artista. 

 

Esta Décima Expo Tattoo Zacatecas 2024 también ofrece una gran variedad de gastronomía, así como música en vivo y conciertos.