• domingo, 25 de septiembre de 2022
  • 16 °C
Bienvenidos nuevamente
Compartir en redes sociales

Bienvenidos nuevamente

En la mira

Alfredo Salazar de Santiago

La Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ), digamos, está de “manteles largos”. ¿Cuál es el motivo?, pueden ser muchos, como el ser la institución educativa, por excelencia, donde los padres de las familias zacatecanas desean que sus hijos se formen y sean los profesionistas del futuro.

Sin embargo, el motivo que en estos momentos nos regocija es, simple y sencillamente, el que la institución educativa de nivel superior más importante del estado de Zacatecas, vuelve a tener esa chispa de vida que le da el motivo de ser a su esencia, el regreso presencial de nuestros estudiantes y con ello, la formación de las nuevas generaciones de universitarios que, en los últimos días, hemos visto que inundan los espacios de los diferentes campus, con la intención de forjarse un futuro en los diferentes niveles educativos, que van desde el nivel básico, medio superior y superior.

La experiencia vivida en estos dos últimos años con la presencia de la pandemia por Covid-19, consideramos, a todos nos trajo aprendizajes, sobre los cuales, sin duda alguna, debemos analizarlos y reflexionar sobre lo que vivimos todos, y que incluso, aún no se termina, ya que esto sigue latente y nos obliga verdaderamente en estos momentos a valorar todo lo que tenemos.

La institución realmente nunca dejó de estar activa, los universitarios en todos los espacios estuvimos realizando nuestras funciones, algunos de manera virtual y otros, con toda la responsabilidad que implica la presencia de este fenómeno epidemiológico de la pandemia por Covid-19, cuidándose ellos mismos y evitando a toda costa, exponerse para no adquirir el contagio y poder transmitirlo a otros o a los suyos en sus familias. Pero el hecho de que hoy la BUAZ reviva con todo el ímpetu sus actividades presenciales, consideramos muchos de los universitarios, ha sido una de las decisiones más importantes de los últimos meses.

A lo largo de su historia, la BUAZ se sigue sosteniendo y seguirá, a pesar de sus vicisitudes y procesos complejos a los que nos enfrentamos, y es una de las mejores opciones que tienen nuestros jóvenes para adquirir una formación integral en las diferentes áreas, ya que además de los conocimientos aprendidos, logran hacer y adquirir, en sus aulas y durante su estancia como estudiantes, los valores necesarios para ser ciudadanos capaces de reflexionar sobre su realidad y modificarla para mejorarla y si esa mejoría se orienta para tener una mejor sociedad, los zacatecanos seguro aplaudiremos esta vocación.

Después de este breve lapso de dos años sin actividad presencial, es necesario que todos los universitarios en esta nueva etapa, participemos activamente y recuperemos nuestra función social más importante. Debemos inculcar en nuestros estudiantes la perseverancia y la disciplina en el estudio y el aprendizaje, motivándolos a ser emprendedores y que trabajen por sus sueños e ideales, que sean capaces de sentirse estimulados y puedan hacer planteamientos sin temores, que todas sus iniciativas las desarrollen y las canalicen para hacerlas realidad, tanto en sus proyectos personales como profesionales. Al tiempo.