• domingo, 25 de septiembre de 2022
  • 16 °C
La fragilidad de las articulaciones
Compartir en redes sociales

La fragilidad de las articulaciones

Recomendaciones basadas en evidencia para el entrenamiento de fuerza y potencia para prevenir la fragilidad en ligamento anterior cruzado de la rodilla.

 

Alejandro Quintero

 

A medida que avanza la edad, la fragilidad de las articulaciones de las personas se vuelven más vulnerables a numerosos eventos adversos como caídas, fracturas y deterioro cognitivo.

 

Estas características han llevado al reconocimiento de la fragilidad articular de rodilla como un problema de salud pública en México. Por lo cual la identificación de las estrategias para el manejo de la fragilidad se ha convertido en un tema de gran investigación.

 

El entrenamiento enfocado en la resistencia y el entrenamiento de potencia han recibido una atención considerable y se sugiere que ambas modalidades de entrenamiento mejorará los parámetros relacionados con la fragilidad e inestabilidad articular de rodilla.

 

 

El enfoque óptimo para prevenir y manejar la fragilidad articular es buscado por los expertos en el campo de rehabilitación con un enfoque en el entrenamiento físico, principalmente de resistencia (RT) y entrenamiento de potencia (PT), es eficaz para contrarrestar la fragilidad articular de LCA de la rodilla.

 

El protocolo de fortalecimiento consta de una serie constante de estimulación muscular a lo largo de programas personalizados de entrenamiento.

 

El entrenamiento personalizado se adapta al paciente por lo cual es necesario tomar pruebas como:

*Repetición máxima (rm)

*Modulación de intensidad en cadencia

*Resistencia

*Volumen variable

 

Los programas de ejercicio suelen tener una duración de 45-50 minutos y se realiza bajo supervisión del fisioterapeuta, el cual tendrá como tarea corregir posturas erróneas y ayudar a la higiene postural para evitar cualquier tipo de dolor, con el cual el paciente tendrá mayor aptitud y fortalecimiento neuromuscular.

 

En el programa de fortalecimiento los pacientes deberán realizar tantas repeticiones como sea posible con una técnica adecuada y utilizando el 60% de su RM.

 

Ejemplo:

Sentadilla frontal 4 series al fallo muscular (con peso).

Gran parte de los problemas de rodilla derivan de un cuádriceps débil. Del mismo modo, la mayoría de estos problemas mejoran o se solucionan con el fortalecimiento  (especialmente de aquellos relacionados con la rótula).

 

Tener una musculatura fuerte nos aporta numerosos beneficios entre los que destacan:

*Prevención de lesiones: con una musculatura bien trabajada será más complicado que te lesiones o que sufras un desgarro muscular. Las caídas y los golpes de algunos deportes pueden reducir su repercusión en la articulación de la rodilla gracias a una articulación más fuerte.

 

*Reducción de dolor: un buen trabajo de fuerza ayudará a disminuir las molestias generadas por patologías como la condromalacia rotuliana o la artrosis de rodilla, entre otros. Reforzar y fortalecer cuádriceps de manera gradual te dará mayor calidad de vida.

 

*Mejorar rendimiento: un cuádriceps fuerte mejora el rendimiento de cualquier actividad o disciplina deportiva que realices.