• jueves, 18 de agosto de 2022
  • 16 °C
Pero diiiiicen…
Compartir en redes sociales

Pero diiiiicen…

Iniciamos semana, vámonos a la última de junio y con esto la mitad del año; se pasa el tiempo volando y las canas me siguen llegando al cuerpo, ahí les encargo un buen tinte que me recomienden porque luego anda una que da pena ¿verdad? Mejor ya vamos a darle al chismito que luego el día no rinde y todavía nos falta la clase de zumba y unas suculentas gorditas ¡sabrosas!

Por cierto, hablando de tiempos y días, fíjense que bien raro, el que diiiiicen no cumplió con el tiempo que le correspondía de guardarse para evitar contagiar a más personas del Akron fue el gobernador David Monreal; resulta que apenas el lunes pasado anunció con cubrebocas y todo que había dado positivo a Covid y ahora ya hasta lo vimos en evento público y con población vulnerable… A menos que la consulta se la dio Uswaldo Pinedo —que no trae ni pies ni cabeza, menos claridad de los días (ya ven cómo andamos con el paro en Salud)— para decirle que ya podía salir sin riesgo, pos qué’s.

 

Sin miedo a que doña Meche, la viuda de Manuel Felguérez, resultara contagiada por tenerlo tan cerca; el sábado acudió (con menos de una semana de supuesto diagnóstico) a la ceremonia en que las cenizas del maestro fueron depositadas en el museo que lleva su nombre y pos no fueron pocos a quienes diiiiicen se les hizo imprudente que el gobernador estuviera presente. Todes se acordaron que justamente en esta pandemia y tras dar positivo a contagio, el icónico artista zacatecano perdiera la vida; innecesario pues jugar así con el tema.

 

Hablando de jugar, quien otra vez se animó a participar en la interna presidencial de Morena fue el paisano Ricardo Monreal; diiiiicen que después de que le hicieran “fuchi caca” en el destape Covid que realizaron “las corcholatas” en el Edomex y donde no lo incluyeron; ayer se fue a Francisco I. Madero en Coahuila a participar de los actos anticipados (primero los señaló y ahora fue parte de lo mismo, de ver se antoja) donde estuvieron presentes algunes de los contagiados y parece ser que justamente, se trata de les palomeades.

 

Eso sí, me diiiiicen que, para no correr riesgos, se organizó la comitiva que desde Zacatecas encabezada por Caty Monreal y la nómina de la “Nueva Gobernanza” se llevó cartulinas, porras y gritos de “¡Presidente, Presidente!”, no sea que ahí nadie lo conociera y pasara desapercibido. Lo raro, que quienes más gritaban no eran de Morena, sino de Fuerza por México ¿cómo ahí qué?

 

Cómo andará la cosa que diiiiicen que las fuerzas vivas del obradorismo ahí presentes aseguraban: “esto ya no es movimiento monrealista, es como cursillista”. Y tienen razón, ya sólo les falta cantar “de colores” andan lo mismo con camisa naranja, rosa, guinda y la que resulte con tal de andar en la pelea; ejemplo fue que su amigo, empleado y mano derecha, José Manuel del Río Virgen, apenas fue liberado en Veracruz y apareció en un evento con el líder de MC, el también veracruzano Dante Delgado.

 

Ya veremos cómo reaccionan con este tipo de señales los nuevos integrantes de Movimiento Ciudadano en nuestro estado, el diputado Enrique Laviada y Cuauhtémoc Caderón, pues son de los primeros detractores del gobernador Monreal y de paso ya, hasta del aspirino Ricardo porque, diiiiicen los hizo comprar en Zacatecas “pan frío” con el proyecto de su hermano a la gubernatura y ahora que tiene un caos no viene a ponerlo en orden, ni a él ni a quienes aseguran llevan las riendas del estado.

 

¿Aplaudirán estas señales de su dirigente nacional? O de plano como diiiiicenm ya están buscando el buzón de quejas para pedirle a Delgado o Jorge Álvarez que no les hagan este tipo de bromas pesadas; tan emocionados que andan y con estas fallas, pos de qué se trata ¿verdad?

 

Ya mejor aquí le dejamos, mañana nos leemos que ahorita hay que irnos a la oficina, esperando ya se presenten las y los secretarios que agarraron el contagio del “jefe” como vacaciones. Eso sí, no se les olvide que todo lo que salga aquí, igual ni es cierto, nomás ¡diiiiicen, diiiiicen!